Sin categoría

Construye Tu Propio Sistema De Rociadores

Si tienes algún espacio verde puedes considerar construir tu propio sistema de rociadores. Un punto importante a considerar cuando se tiene un terreno con flores o césped es el sistema que instalaremos para proporcionar agua a las plantas.

Estos deben dar garantía de que tu césped y plantas tengan la cantidad de agua necesaria para mantenerse vivas y sanas.

Sabemos que en las tiendas se pueden conseguir diversos rociadores, pero también puedes construir uno propio. Sin embargo, hay que tener en cuenta qué sistema quieres construir y qué materiales debes usar. En la guía de instalación que Saenz&Co te ofrece puedes encontrar información sobre ello. 

Opciones para construir tu propio sistema de rociadores


Para empezar a crear tu propio sistema de rociadores necesitas saber cuáles son los tipos que existen. Así podrás elegir el que más se adapte a tus necesidades.


Sistema de riego sobre el suelo


Una instalación muy simple y económica, sin embargo, hay algunas diferencias entre ellos; pueden ser de tipo lanza, estático, oscilantes y giratorios. Estos, respectivamente, lanzan hilos de agua ajustables, en forma curva en anchura, son de precisión para zonas específicas y capaces de regar agua uniformemente.

Cuando tengas toda la información, debes ir a la tienda para seguir con la instalación. Se deben instalar llaves para permitir el flujo de agua, seguidamente del tubo que permitirá llevar agua para el riego.

Dependiendo de qué aspersor elijas, tendrás que fijarlo en una base o, preferiblemente, en el suelo. Luego, deja correr el agua para comprobar si la cantidad es la ideal o no, y ya estará listo para su uso. Así habrás construido de forma rápida y sencilla tu propio sistema de rociadores.

Sistema de riego subterráneo


Este sistema de rociadores es ideal para el mantenimiento del césped indiferentemente del tamaño, ya que es bastante preciso. Cuando están bien programados, permiten llevar la cantidad de agua necesaria al césped sin desperdiciarla, además, no son visibles a simple vista.

Gracias a que están hechos prácticamente a la medida, estos sistemas de riego se adaptan a cualquier área. Como va por debajo de la tierra, considera si estás capacitado para hacerlo tú mismo, o puedes contactar a Saenz&Co para ayuda profesional.

Si lo harás por tu cuenta ten en mente que este sistema de riego va por debajo del terreno que quieres cubrir. De esta manera, los rociadores que se colocarán podrán cubrir todo el terreno; además, estos aspersores irán conectados al sistema que se haya instalado.

Cuando todo esté conectado correctamente, hay que asegurarse de colocar la pieza que controle sus movimientos, ya sea subir para rociar o bajar para guardarlos. Se debe conectar el sistema de programado, ya que este a su vez se conecta con la llave de paso de agua. Finalmente, cuando todo esté programado y bien instalado, los aspersores estarán listos para funcionar.




Sistema rociador por goteo


Sin duda alguna, este sistema de riego es ideal si tienes flores o macetas en una terraza. Este sistema es el mejor para estos casos, gracias a que suministran el agua necesaria para cada planta. Estos hacen que se establezca, anticipadamente, la cantidad de agua diaria que requieren todas las plantas.

Una vez que lo instales, notarás que es mucho más sencillo que los anteriores. Incluso puedes comprar kits con las herramientas necesarias para la instalación. El dispositivo para programar el sistema viene con el kit, al igual que otros implementos como la manguera encargada del flujo de agua hacia las plantas.

Si ya tienes las piezas del sistema rociador, hay que extender el tubo principal sobre la zona en la que quieras regar. Es importante que este tubo no se doble, así que, si hay que recorrer esquinas se puede recurrir a las piezas que trae el kit. Incluso puedes cortar el tubo si es necesario.

Cuando la manguera esté distribuida de la manera correcta, podrás conectar uno de los lados al dispositivo programador y este, a su vez, a la llave. Este dispositivo usualmente requiere baterías y hará el papel de llave. Así, al permitir el paso del agua será este quien la haga fluir y, finalmente, habrás culminado.

 

Sistema rociador por goteo


Sin duda alguna, este sistema de riego es ideal si tienes flores o macetas en una terraza. Este sistema es el mejor para estos casos, gracias a que suministran el agua necesaria para cada planta. Estos hacen que se establezca, anticipadamente, la cantidad de agua diaria que requieren todas las plantas.

Una vez que lo instales, notarás que es mucho más sencillo que los anteriores. Incluso puedes comprar kits con las herramientas necesarias para la instalación. El dispositivo para programar el sistema viene con el kit, al igual que otros implementos como la manguera encargada del flujo de agua hacia las plantas.

Si ya tienes las piezas del sistema rociador, hay que extender el tubo principal sobre la zona en la que quieras regar. Es importante que este tubo no se doble, así que, si hay que recorrer esquinas se puede recurrir a las piezas que trae el kit. Incluso puedes cortar el tubo si es necesario.

Cuando la manguera esté distribuida de la manera correcta, podrás conectar uno de los lados al dispositivo programador y este, a su vez, a la llave. Este dispositivo usualmente requiere baterías y hará el papel de llave. Así, al permitir el paso del agua será este quien la haga fluir y, finalmente, habrás culminado.

Sistema de rociadores de calidad


Los detalles como durabilidad o eficiencia de estos sistemas varían de acuerdo con la calidad del material o de la instalación. Por ejemplo, si quieres que sea duradero la clave es la calidad del material. Igualmente ocurre si hay una correcta instalación.

No dudes consultar a expertos en la materia si necesitas asesoramiento para construir tu propio sistema de rociadores.

Autor


Avatar