Sin categoría

Riesgos de no trabajar con un equipo profesional para remover un árbol

Los trabajadores del cuidado de los árboles tienen uno de los trabajos más peligrosos, ya que se encuentran habituados a trabajar en grandes alturas, en condiciones resbaladizas, con equipos afilados y cables eléctricos. Algunos municipios luchan por manejar los daños en los árboles con mano de obra no capacitada y equipos viejos. Anualmente, las lesiones en el cuidado de los árboles son la causa de la muerte de unos 80 trabajadores y de al menos 23.000 lesiones por motosierras tratadas en los departamentos de emergencia. Muchas de esas lesiones son el resultado de un entrenamiento y un equipo inadecuados. 

“Hay un concepto erróneo popular de que la tala de árboles es un trabajo de baja calificación, pero nada más lejos de la realidad. El manejo de los árboles derribados por la tormenta sin causar daños a las personas ni a la propiedad implica una serie de habilidades técnicas y conocimientos sobre cómo responden las diferentes especies de árboles en diferentes estaciones y condiciones climáticas (…). Los equipos de cuidado de árboles manejan miles de árboles caídos a raíz de un huracán o incluso de la reciente tormenta de nieve. Se necesita conocimiento, equipo adecuado y coordinación para hacerlo con seguridad”1

El trabajo de cuidado de los árboles en general es peligroso, pero la eliminación de los árboles es especialmente peligrosa. La tala exitosa de un árbol requiere el conocimiento de 

la física de los árboles, la biología, las herramientas peligrosas, las técnicas avanzadas de corte y más. Los propietarios de viviendas que intentan eliminar sus propios árboles pueden resultar heridos por la caída de ramas, el mal funcionamiento de equipos o el propio árbol. 

Los riesgos más comunes de la eliminación de árboles
 

Trabajar cerca de las líneas eléctricas es arriesgado, y siempre se debe asumir que los cables están “vivos”. Si una persona, sus herramientas o el árbol chocan con una línea eléctrica, puede cortar la energía en su vecindario, si tiene suerte.

Otro mito que los propietarios de viviendas pueden creer sobre los cables de energía es que el recubrimiento negro de los mismos es un aislante. Esto no es cierto. El revestimiento negro de las líneas eléctricas es a prueba de clima para el cable de metal. Aún así es posible la electrocución a través de la protección contra la intemperie.
Los profesionales de la tala de árboles usan equipo de para protegerse de pies a cabeza. Además están capacitados para utilizar equipos como sierras de cadena, cuerdas, grúas y astilladoras de madera para talar y eliminar un árbol de manera segura.

Los propietarios de las viviendas necesitarían todo este equipo -y la experiencia necesaria- para realizar una retirada exitosa y segura. Sin él, se exponen a riesgos innecesarios. Un árbol muerto o moribundo a menudo se descompone de adentro hacia afuera, haciéndolo extremadamente inestable. Incluso los profesionales a veces utilizan grúas para eliminar esa madera muerta. Si se aprecia a un árbol en descomposición es necesario la contratación de un profesional para que lo retire antes de que se derrumbe sin previo aviso. Hay procesos críticos de la biología de los árboles que hay que entender cuando se eliminan los árboles en descomposición, por lo que siempre es necesaria la ayuda de un profesional. 

Autor


Avatar